FGR Allanamiento

La obstaculización que policías y empleados del Ministerio de Salud hicieron ayer durante el allanamiento que el Ministerio Público en cumplimiento a una orden judicial desarrolla, ha configurado varios posibles delitos.

La abogada Marcela Galeas señala que en operativos conjuntos, es la Policía Nacional Civil quien debe acompañar a la Fiscalía en los allanamientos , por lo que los policías están bajo la dirección funcional de Fiscalía. En este caso, cuando la Fiscalía hizo su procedimiento sin PNC, los policías no pueden entorpecer.

En vista de que obstaculizan una orden judicial, se podría configurar una desobediencia.

Asimismo, Galeas ve dos posibles delitos son: actos arbitrarios y fraude procesal. El primero, pues la PNC intentó coartar la función de los fiscales. El segundo, pues la PNC alteró el orden donde se desarrollaba un procedimiento previo al proceso penal.

Finalmente, señaló que es falsa la versión de Salud que dice que entraron con la fuerza, cuando los fiscales llevaban orden de allanamiento.

Eduardo Escobar, de Acción Ciudadana, afirmó que el bloqueo de la PNC a la FGR es una evidencia más del rechazo a las reglas del sistema democrático por parte del gobierno.

“Estamos ante un mandato del Órgano Judicial ejecutado por la FGR para investigar posible comedimiento del delito, y ante el rechazo de las reglas y el proceder que establecen la Constitución y las leyes”, dijo.

Añadió que “hay un interés de obstaculizar y ocultar información y esto, de nuevo, nos pone en riesgo de que las instituciones como la FGR y el Judicial pierdan la capacidad de ejecutar sus órdenes y cumplir sus funciones por una desobediencia del Ejecutivo al amparo de tener el monopolio del uso de la fuerza legítima: la fuerza armada y la policía, algo sumamente riesgoso.