guanajuato

Cinco policías del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato, México, fueron asesinados en una carretera, en medio de una oleada de violencia en la entidad, provocada por grupos del crimen organizado. 

Los hechos ocurrieron sobre la carretera que conecta a la localidad de Jerécuaro con Apaseo El Alto en la comunidad de El Chamizal a las 8:35 de esta mañana.

El ataque fue confirmado por Alvar Cabeza de Vaca, secretario de Seguridad de Guanajuato, quien señaló que además de los agentes asesinados otras dos personas resultaron lesionadas. 

Los heridos fueron llevados a un hospital para ser atendidos en la ciudad de Irapuato, donde recientemente fueron ejecutadas 26 personas a manos del crimen organizado.

Violencia a la alza

Horas antes, autoridades de Salamanca, Guanajuato, confirmaron un ataque armado registrado el 2 de julio por la noche, en el cual, tres hombres fueron asesinados murieron y dos más resultaron heridos.

De acuerdo con un reporte del Gobierno municipal de Salamanca, las víctimas se hallaban conviviendo en un comercio de la calle Pánuco, de la colonia Bellavista, cuando dos hombres, a bordo de una motocicleta de color negro, dispararon contra los trabajadores, quienes de acuerdo a algunas versiones no confirmadas difundidas en la prensa local, laborarían para la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex).

Hasta el momento, las autoridades no han confirmado la identidad de las personas asesinadas. 

Reproches políticos

La situación de violencia en Guanajuato, ha provocado críticas del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien pidió al gobernador guanajuatense, Diego Sinhue Rodríguez, remover al fiscal estatal, Carlos Zamarripa, por sospechas de que pudiera estar coludido con grupos criminales tras permanecer 12 años en el cargo, ante un ambiente de violencia creciente. 

En las últimas semanas, Guanajuato ha registrado entre el 15 y 18 % de los asesinatos diarios cometidos en todo el país, según datos presentados por el presidente López Obrador.

Esto, como consecuencia de enfrentamientos entre bandas criminales como el Cártel Santa Rosa de Lima y el Cártel Jalisco Nueva Generación. 

Guanajuato ha sido un territorio de disputa para los grupos delincuenciales, principalmente por ser un lugar clave para el tráfico de combustible robado.

Los reproches políticos entre el Gobierno federal y estatal, subieron de tono luego de que un juzgado dejó en libertad a la María Eva ‘N’, madre del narcotraficante José Antonio Yépez Ortiz, alias ‘El Marro’, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, por falta de pruebas.

La liberación se produjo luego de que la mujer, identificada como presunta operadora financiera de la organización criminal, fuera detenida en un operativo conjunto realizado por fuerzas federales y estatales el pasado 20 de junio.

La detención provocó amenazas de ‘El Marro’. La captura generó ataques contra vehículos en la ciudad de Celaya. La mujer sería liberada el 28 de junio, por falta de pruebas.

En los últimos días, el presidente López Obrador ha insistido en la necesidad de hacer una “limpieza” profunda al interior del Poder Judicial, debido a la manera en que diversos jueces corruptos han utilizado como pretexto supuestas irregularidades en el proceso judicial para liberar delincuentes, lo cual explica parte de la crisis actual de violencia que enfrenta México.