Rolando Castro

La capital está al borde de sufrir una nueva crisis de insalubridad por culpa de la manipulación del ministro de trabajo Rolando Castro y sus sindicalistas de ASTRAM.

Los miembros de este sindicato, movido por los intereses políticos obscuros, recibieron la orden de bloquear, desde el lunes, el acceso de camiones y góndolas de basura exclusivamente de San Salvador al relleno sanitario de MIDES, en Nejapa. Los demás camiones de otros municipios les dejan pasar.

Esa acción provocará que los ciudadanos en menos de 24 horas tengan basura acumulada en sus casas, en las calles y se generarán promontorios que provocarán más enfermedades. Una situación que agravará la difícil situación que ya se vive por el COVID19 y es algo que tendrá impacto no solo en la capital, sino en todo el país, ya que por San Salvador circulan más de 2 millones de personas a diario.

Castro se encuentra en franca campaña política electoral en apoyo a Mario Durán , candidato a alcalde por Nuevas Ideas, y se ha enfrascado en los ataques a la Alcaldía sin importar el descuido arbitrario de todas sus otras funciones . Se ha obsesionado con el equipo de trabajo de la municipalidad.

Por su parte, la alcaldía de San Salvador ya hizo alertó a los capitalinos de esta situación y señaló a los culpables de esta crisis sanitaria y del peligro que significa.
Además, hizo un llamado al gobierno para que el Ministerio de Medios Ambiente, el Ministerio de Salud y la Policía Nacional Civil no permitan que esta crisis de salud se dé y que procese a los culpables de este atentado contra la capital.

La Alcaldía ha mantenido como política la colaboración con el gobierno en cualquier situación de riesgo para los ciudadanos y ha mantenido las manos extendidas, pese a que el autor de esta campaña contra la capital es miembro del gobierno también.