Ministra

La PAES ya no va más. Así lo confirmó ayer la ministra de Educación Carla Hananía de Varela, cuando anunció que será sustituida por otra llamada Avanzo, que se realizará en línea del 10 al 13 de noviembre y en la que participarán cerca de 75,000 estudiantes de bachillerato.

La que por 22 años fue llamada Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media, cumplió ya su cometido o función, según dijo la funcionaria, y las circunstancias actuales obligan a buscar otras alternativas de evaluación que estén más acordes a la realidad de la pandemia de coronavirus y de la demanda educativa de este tiempo.
  “No pretendemos echar a la basura todo lo aprendido, partimos de los bueno, se van a retomar las cosas positivas, pero es necesario un nuevo sistema de evaluación y la pandemia nos aceleró”, dijo Hananía de Varela.

Aunque la ministra dijo que se trata de una evaluación cualitativa, entre otras cosas se evalúa cuanto se ha aprendido con la pandemia, Avanzo tiene una ponderación del 15 % de la nota global de cada estudiante que finaliza el bachillerato.
Como la PAES la nueva evaluación tiene 25 ítems por cada materia (Matemáticas, Ciencias Naturales, Estudios Sociales y Lenguaje), de los que 15 serán puntuales y se establecen tres niveles de evaluación: básico (de 0 a 20 aciertos), medio (de 21 a 40) y superior (de 41 a 60).
Preinscripción


Para realizar la prueba los estudiantes deberán inscribirse en un sitio establecido por el Ministerio www.mined.gob.sv/formulario2020, hasta la fecha ya hay más de 44,000 estudiantes preinscritos, este período finaliza  el 18 de septiembre. Los  datos obtenidos servirán para establecer posibles carencias como falta de conectividad y falta de equipos tecnológicos de los estudiantes.
El secretario de Innovación, Vladimir Handal, dijo que la preinscripción tiene incluida una encuesta que permite establecer las condiciones en las que se encuentra cada estudiante.

“Eso nos va a permitir ver por grupo geográfico, porque el tema de conectividad es un tema geográfico, más que un tema condicionada a un factor social”, dijo Handal, y agregó que dependiendo de la información obtenida en los lugares que presenten problemas se pueden abrir un centro educativo, contratar cibercafés, casas de la cultura o sedes del Instituto de Juventud, para el desarrollo de la prueba.

Las evaluaciones se realizarán un día por zona geográfica, para el 10 de noviembre tomarán la prueba  los estudiantes de la zona occidental, el 11  serán los  del oriente, el 12 San Salvador y La Libertad y el 13 la zona paracentral.

También ya se tiene fecha establecida para la reposición en caso que se presenten emergencias y los estudiantes no puedan realizar la prueba  en  la fecha que le corresponde. El viceministro, Ricardo Cardona, dijo que se realizaría el 11 de diciembre de manera extraordinaria.

Hasta la fecha el MINED no tiene un censo de demandas establecido de acuerdo a la preinscripción. No se puede determinar aún quienes no tienen conectividad o equipos tecnológicos u otro tipo de problemas.
Handal dijo que la preinscripción es precisamente para validar las carencias o necesidades particulares que tengan los estudiantes.

La ministra explicó que el costo de la prueba para este año le implica al gobierno $387,000, mientras que el año pasado costó $750,000.