brasil

Brasil registró en las últimas 24 horas 45.403 nuevos casos de coronavirus, con lo que superó el listón de los 2 millones de contagiados, así como 1.322 nuevas muertes, con lo que las víctimas por la pandemia pasaron de 76.000, informó este jueves el Ministerio de Salud.

De acuerdo con el boletín epidemiológico divulgado por el ministerio, Brasil acumulaba hasta este jueves, cuando se cumplen exactos cuatro meses de la primera muerte, 2.012.151 casos confirmados de COVID-19 y 76.688 fallecidos por la pandemia.

Las cifras confirman al gigante latinoamericano, con su población de 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país en el mundo con más infectados y más muertes después de Estados Unidos.

El boletín divulgado hoy mostró igualmente que el número de pacientes que se ha recuperado y ha sido dado de alta sigue creciendo y suma 1.296.328, el 64,4 % del total de contagiados, mientras que otros 639.135 pacientes continúan bajo atención médica (31,8 %).

Según la cartera de Salud, otras 3.830 muertes sospechosas de haber sido provocados por COVID-19 están bajo investigación.

De acuerdo con el ministerio, teniendo en cuenta los datos acumulados hasta este miércoles, Brasil tiene una incidencia de la enfermedad de 957,5 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de mortalidad de 36,5 fallecimientos por 100.000 habitantes.

El promedio de muertes en la última semana, que hasta el miércoles estaba en 1.067 diarias (un número récord y en un 8 % superior al de hace 14 días), se elevó aún más este jueves con los 1.322 nuevos fallecimientos registrados hoy, por encima de los 1.233 del miércoles, de los 1.300 del martes y de los 733 del lunes.

Según las cifras del Ministerio, el número de muertes creció en la última semana en 12 de los 27 estados de Brasil, se mantuvo estable en 9 y sólo se redujo en 6.

Mientras que la situación parece estabilizarse en los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro, dos de los más poblados del país, la pandemia está ganando fuerza en las regiones sur y centro-oeste.

El contagiado más famoso del país es el presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que llegó a referirse al COVID-19 como una “gripecita”.

Entre los contagiados también figuran 9 de los 27 gobernadores regionales, ya que el miércoles el gobernador de Sergipe, Belivaldo Chagas, anunció que había contraído la enfermedad.