mercados

Por César Addario en Foro Forbes: Redacción EXOR

El vicepresidente regional de EXOR LATAM CENTROAMÉRICA, César Addario Soljancic, fue uno de los ponentes iniciales en el Foro Forbes Perspectivas 2021 “La ruta de la reactivación económica”.  El tema que desarrolló fue “Los fondos en el mercado internacional como mecanismo para la reactivación de los países”.

“En la nueva realidad, que aún no se configura, los mercados de capitales serán la sangre que permitirá nutrir la recuperación”, afirmó. Explicó que si bien aún no hay claridad sobre cuándo finalice la pandemia de COVID-19 y, por tanto, sus efectos negativos sobre las economías, sí es momento para sentar las bases de la recuperación.

Exor 300x250

“Parte de estos preparativos es saber cómo vamos a financiar el crecimiento post-COVID, identificar las fuentes de capitales disponibles y lo que necesitamos para acceder a estas”, señaló. EXOR ha trabajado desde 1928 en juntar capitales con proyectos de desarrollo que han significado cambios monumentales para los países y las regiones con las que han trabajado, agregó.

“Tenemos en nuestra cuenta el orgullo de haber acompañado la integración y el desarrollo energético de Sudamérica, una región en la que además hemos diseñado soluciones financieras con las que activos difíciles de recuperar se convirtieron en la base de proyectos de conectividad y logística que siguen generando riqueza y avance”, dijo.

Esa experticia en emparejar capitales y necesidades de financiamiento, según los requerimientos particulares de cada país, de cada institución, de cada empresa o individuo, les ha llevado a tener presencia mundial y manejar actualmente una cartera de 120 mil millones de dólares americanos en emisiones en Latinoamérica.

Cada país deberá, indicó Addario, identificar sus necesidades particulares. En la región centroamericana, como en muchos otros países latinoamericanos, la crisis del COVID encontró a las naciones con carencias estructurales en sus sistemas de salud y con déficits en sus finanzas públicas.

Esto ha significado una contratación importante de deuda para poder hacer frente a la emergencia. El shock de la pandemia demandó recursos adicionales para financiar al sistema de salud y tratar de sostener a la población más vulnerable durante los confinamientos, y obligó a los países a endeudarse.

Exor 300x250

“Durante el año recién pasado, los Estados dejaron de percibir, en promedio, US$1,000 millones por la suspensión de las actividades económicas, como medidas para tratar de frenar los contagios”, recordó.

Por otra parte, Centroamérica tiene proyectos pendientes por varios miles de millones de dólares. Puso como ejemplo a El Salvador, donde bajo la administración del presidente Nayib Bukele hay un plan estratégico país, llamado el Plan Cuscatlán, que incluye un desarrollo de infraestructura único en el Triángulo Norte, por un valor que supera los US$12,000 millones.

Addario Soljancic invitó a los países a pensar fuera de la caja para diseñar sus estrategias de financiamiento para el momento actual y lo que se viene.  Enumeró opciones como la contratación de deuda a través de empresas públicas, la apertura accionaria de porciones de las mismas, y el desarrollo de proyectos bajo esquemas público privados.

Para el sector privado, indicó, igualmente hay opciones creativas para captar capitales intensivos,  y hay recursos poco utilizados, como los bonos corporativos.  “Debemos aprovechar otros modelos y esquemas ya existentes o, por qué no, desarrollar los propios, para aprovechar la disponibilidad de capitales intensivos en los mercados”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here