chiles

La subsecretaria de Salud Pública de Chile, Paula Daza, brindó este miércoles el reporte diario sobre el avance de la pandemia del coronavirus en el país sudamericano, reportando que en las últimas 24 horas se confirmaron 4.038 contagios nuevos y 35 muertes, siendo las cifras más altas desde que empezó la emergencia sanitaria. 

De esta forma, el número total de casos se eleva a 53.617 —22.504 personas ya se recuperaron—, mientras que los fallecidos son 544. 

A su vez, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que se estableció una nueva categoría para identificar los posibles contagios: “Casos probables”. Estos, a diferencia de los “sospechosos”, son personas con síntomas, pero cuyo examen PCR dio un resultado “indeterminado”.

Asimismo, si un individuo sostuvo un contacto estrecho con un contagiado confirmado, y presenta síntomas en los 14 días siguientes, automáticamente también se considerará como un infectado probable, sin necesidad de hacer un test PCR para tomar medidas de aislamiento.

En cuanto a las restricciones para garantizar el aislamiento social, el funcionario informó cuáles son las zonas que mantendrán la cuarentena obligatoria. En efecto, la capital y sus alrededores permanece en confinamiento hasta el viernes 29 de mayo a las 22 (hora local). 

Como novedad, Mañalich señaló que la comunidad de Lonquimay, Región de La Araucanía, entrará en cuarentena desde el 22 hasta el 29 de mayo.