periodico

Los diputados de la Asamblea Legislativa reaccionaron a una investigación periodística que advierte sobre presuntas negociaciones entre el Gobierno y grupos de pandillas, a cambio de la reducción de homicidios en el país y apoyo electoral para las elecciones legislativas y municipales de 2021.

La mayoría de los legisladores condenó esta acción, que consideraron debe investigarse con inmediatez para evitar que los elementos de prueba desaparezcan.

“La mesa está servida para que el fiscal realice su labor; si la Fiscalía no anda rápido, no van a encontrar los documentos, ya deberían secuestrar los documentos de Centros Penales”, dijo Schafik Hándal, subcoordinador de fracción del FMLN.

El legislador, además restó credibilidad al acto desarrollado por la Dirección General de Centros Penales (DGCP) en el que permitió a medios de comunicación nacionales y extranjeros el ingreso a las cárceles mencionadas en la investigación, para registrar las condiciones en que se encuentran los privados de libertad pertenecientes a pandillas.

En el mismo orden, Leonardo Bonilla -diputado no partidario- calificó como lamentables y una traición al pueblo las supuestas reuniones entre el Ejecutivo y miembros de estructuras criminales para disminuir homicidios.

“No veo cómo el Gobierno puede estar negociando con pandillas y estar diciendo que no iban a negociar con terroristas; no puedo más que condenar este tipo de señalamientos, pero hay que esperar que las autoridades pongan manos en el asunto”, sostuvo Bonilla.

Por su parte, Numan Salgado (diputado de GANA) restó importancia a la investigación periodística, la cual consideró no tiene fundamento ni elementos probatorios y “su único objetivo” es desvirtuar el trabajo del Plan Control Territorial.

“El presidente fue más allá con la publicación y le dio acceso a medios nacionales e internacionales para que vieran las condiciones de estos grupos, que no tienen ningún privilegio, hubo algunos incluso pidiendo mejorara sus condiciones”, sostuvo el parlamentario.

En la investigación publicada por el medio de comunicación digital se presentan informes de inteligencia penitenciaria y libros de novedades de dos cárceles de máxima seguridad, donde se registraban encuentros entre Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social y Osiris Luna, director general de Centros Penales, quienes ingresaban a personas encapuchadas a las que no registraban.