centros penales

El director de Centros Penales, Osiris Luna Meza confirmó que hasta el momento hay un total de 141 casos confirmados de COVID-19 en los diferentes centros penales del país, mientras que hay otros 1,097 casos sospechosos.

De acuerdo a Luna, ningún privado de libertad ha tenido síntomas ni moderados, ni graves, todos han sido leves. «Eso nos ha dado un punto positivo, ya que solo 58 personas persisten con los síntomas», explicó.

Sin embargo, aseguró que 45 empleados, entre administrativos y custodios de celdas, han contraído el virus. “Dos de ellos están en hospitales, con síntomas leves, y los demás reciben el tratamiento”, aseguró el funcionario.

«Antes que el personal administrativo ingrese a los centros penales se les hace las pruebas para que solo entren las personas con resultados negativos, esto en aras de contener y controlar el ingreso del COVID-19 que es un virus silencioso», expresó.