Diputado-Osiris

El director de Centros Penales y viceministro de Justicia y Seguridad, Osiris Luna, autorizó el gasto ilegal de $8.5 millones provenientes de las tiendas de los centros penales, conocidas popularmente como “tiendas institucionales”, durante diez meses de su administración, según reveló una investigación de la Revista Factum.

De acuerdo con la investigación, Luna, violó al menos cuatro puntos del Reglamento General de la Ley Penitenciaria aprobados por la Presidencia de la República en septiembre del año pasado.

La documentación del Ministerio de Hacienda y Centros penales, obtenida por Factum, revela que la Dirección General de Centros Penales (DGCP) usó esos fondos al margen de los procedimientos establecidos por la ley. Sin embargo, el dinero depositado por los familiares de los reos para el consumo en las cárceles, nunca fue depositado a Hacienda, tal como lo establece la ley, pero sí fue gastado, al menos $8.5 millones.

Asimismo, la revista comprobó que la DGCP no creó una comisión para la supervisión del uso de esos fondos, que debían conformarla cinco miembros de: la Policía Nacional Civil (PNC), Hacienda y del Ministerio de Seguridad y Justicia.

En otras palabras: el gasto del dinero de las tiendas institucionales fue exclusivo de Osiris Luna. Otra de las violaciones hechas al reglamento general de la Ley Penitenciaria cometido por la DGCP, según Factum, es el ingreso de cantidades de dinero no autorizadas a los reos. Entre septiembre de 2019 y junio de 2020 hubo depósitos hasta de $300, cuando el máximo no acumulable es de $150 por cada reo.

El 18 de septiembre de 2019 pasado, la Presidencia de la República reformó el Reglamento General de la Ley Penitenciaria, agregando el articulo 154 y 18 literales, que establecen un mecanismo de creación, uso y control del Fondo Único de Tiendas Institucionales que no existía en el pasado. El nulo control sobre esos fondos llevó a la cárcel a dos exdirectores de la DGCP.