El Salvador
19 Jan 2001, El Salvador --- Residents move personal items and cooking quarters out onto the street rather than stay inside unstable buildings following the earthquake on January 13. While few people died in rural areas such as Tecoluca, the villagers are far removed from the tons of federal and international aid, and have to mostly fend for themselves. | Location: Jiquilisco, El Salvador. --- Image by © Carlos Avila Gonzalez/San Francisco Chronicle/San Francisco Chronicle/Corbis

La caída económica de hasta 8.5% del PIB que pronostica el Banco Central de Reserva (BCR) debido a los efectos del COVID-19 solo es comparable con las cifras reportadas en 1980, cuando el país se adentraba a un conflicto armado que duró 12 años.

Se estima que hay más de 61,000 salvadoreños que han perdido sus trabajos o están suspendidos temporalmente.

Para este año, el Banco Central de Reserva (BCR) ha proyectado que, debido a la pandemia, la economía salvadoreña caerá en un rango de entre 6.5 % y 8.5%, números que empeoraron respecto a las proyecciones que el Banco estimaba en marzo, cuando el virus recién comenzaba a esparcirse en el territorio nacional.

El análisis del desempeño económico del Banco Central no le atribuye el problema a las medidas restrictivas, sino “al actual entorno de incertidumbre sobre la duración y el control del coronavirus (vacunas y/o medicamentos paliativos), así como las expectativas macroeconómicas mundiales y de los principales socios comerciales que denotan una contracción del crecimiento durante el año 2020, constituyen los principales factores explicativos de la proyección a la baja en el crecimiento económico de El Salvador en un rango estimado entre -6.5% a -8.5%”.

El Banco Mundial también ha estimado una caída de – 5.4% para el país y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, ha hecho una proyección más conservadora, con una caída de la economía por el orden del 3%,del PIB.

Otros países de la región tienen proyecciones de desaceleración menos drásticas que las de El Salvador.

La economía de Guatemala podría caer un – 3 % y Honduras, un 5.8% mientras que Nicaragua tendría una baja del – 6.3% y Costa Rica, – 3.3% de caída según datos del Banco Mundial.

En el país, tras más de 80 días de cuarentena y sin medidas de alivio económico, miles de negocios han ido quebrando poco a poco y con ello, aumentando el número de desempleados, reduciendo la recaudación tributaria para el Estado y disminuyendo el consumo local.