prision-para-tia

La Fiscalía dijo que la jueza del caso encontró suficientes indicios para que pase a la siguiente etapa de Instrucción.

El Juzgado Segundo de Paz de Quezaltepeque decidió enviar a prisión provisional a Yesenia Elizabeth García Henríquez, procesada por asesinar a golpes a su sobrino Erick Alexis García, de 3 años de edad.

“La jueza del caso consideró que había suficientes pruebas para continuar con el proceso de Instrucción”, dijo el fiscal asignado al caso.

Además, aseguró “estamos satisfechos porque veníamos con el objetivo de pasar a la siguiente etapa, y con el objetivo de mantener la detención provisional para la imputada”.

Erick desapareció cuando visitaba a sus abuelos el 11 de julio pasado en las cercanías del autódromo El Jabalí, en el municipio de Quezaltepeque, departamento de La Libertad. Ese mismo día, los padres del niño denunciaron a la Policía Nacional Civil (PNC) la desaparición.

Durante varios días, la familia y las autoridades buscaron al niño; pero fue hasta el 15 de julio que agentes de la delegación de Quezaltepeque informaron que habían encontrado el cuerpo del menor en la zona rural del municipio.

“Lo encontramos entre la lava volcánica en El Jabalí, el niño estaba sin ropa. Esto es muy fuerte”, afirmó un agente policial tras el hallazgo.

Las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) apuntan a que Yesenia fue quien asesinó a su sobrino de 3 años, también escondió el cuerpo y posteriormente lo trasladó, en horas de la madrugada, hacia las rocas volcánicas que hay en el sector.

El caso conmocionó al país, por lo que surgieron solicitudes de darle prioridad a la investigación, tanto por parte de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia.

La Fiscalía cuenta con al menos seis meses más para recolectar nueva prueba y presentarla en la etapa de Instrucción, donde se conocerá si Yesenia es enviada a enfrentar el juicio por el asesinato de su sobrino Erick.

Según datos de la Fiscalía, entre el 1° de enero al 31 de julio de 2020, han ocurrido un total de 750 casos de violencia intrafamiliar en El Salvador.