mascarillas

Un nuevo experimento revela la eficacia de las mascarillas sanitarias y de tela.

Científicos de la Universidad de Duke han creado un dispositivo láser de bajo coste con el que realizaron un experimento comparando 14 tipos diferentes de máscaras y cubiertas faciales.

Estas mascarillas se han convertido en un indispensable en los últimos meses. Sin embargo, hay muchas opciones y crecen los interrogantes en torno a su eficacia, sobre todo con las de tela.

Ahora, una nueva investigación de la Universidad de Duke(EE. UU.) muestra que a través de un sencillo dispositivo láser es posible comparar lo buenas que son en su cometido 14 mascarillas de diferentes tipos, desde las sanitarias y quirúrgicas hasta la eficacia de taparnos con una simple bufanda de lana. Y los resultados son sorprendentes.

VIDEO

Los investigadores utilizaron luz láser para destacar las gotas de saliva que salen de la boca de una persona al pronunciar la expresión ‘manténgase sano’ en inglés y compararon 14 tipos de tapabocas y sus alternativas caseras.

“Confirmamos que cuando las personas hablan, se emiten pequeñas gotas, por lo que la enfermedad se puede propagar durante una conversación, sin toser o estornudar”, explicó Martin Fischer, coautor del estudio publicado en la revista Science Advances. “También pudimos ver que algunas mascarillas faciales funcionaron mucho mejor que otras para bloquear las partículas emitidas”, agregó.

Según los especialistas, lasmascarillas médicas del tipo N95 sin válvulas, usadas por el personal de salud que está en la primera línea de lucha contra el coronavirus,son la más efectivas en la filtración de partículas virales. Las mascarillas quirúrgicas o de polipropileno también funcionan bien.

Además, la investigación reveló que los tapabocas de algodón caseros proporcionan una buena protección, reduciendo una cantidad considerable de las gotas de saliva. Mientras, los pañuelos y los cuellos tejidos, como los pasamontañas, no bloqueaban mucho las gotículas.