Medico-Ricardo

Según familiares, la muerte del doctor Ricardo García Arbaiza no fue por COVID-19.

De acuerdo con familiares, el médico murió en un hospital y su muerte fue por causas no relacionadas con el COVID-19.

García Arbaiza, trabajaba en su clínica particular en la localidad. Era el menor de seis hermanos, hijo de madre soltera agricultora quien le enseñó todo lo necesario para trabajar en el campo. Con mucho sacrificio económico logró graduarse hace un año como médico general.

El doctor junto a varios amigos fundó hace dos años el proyecto “Una consulta por un hermano”, que consiste en realizar campañas médicas con el apoyo de jóvenes de la comunidad y especialistas en diversas áreas de la Medicina que residen en San Salvador o San Miguel.

Tras el inicio de la emergencia nacional por el COVID-19, el médico se organizó y con el apoyo de residentes en el extranjero logró entregar mascarillas, alcohol gel, solución detergente quirúrgico, víveres, charlas de prevención del virus y consultas médicas a las comunidades del municipio.

A título personal, García Arbaiza ofrecía consultas gratuitas a las personas que no habían podido continuar sus tratamientos en el sistema regular debido a la crisis que se vive a nivel nacional por el COVID-19 y que no cuentan con los recursos necesarios para pagar una consulta privada.

El joven reconocía que tenía limitantes en su área, ya que solo era médico general y para atender a algunos de sus pacientes con enfermedades crónicas tuvo que buscar el consejo de otros de sus colegas.

Las diferentes comunidades de Yucuaiquín, los grupos de jóvenes, y el puesto policial manifestaron que García Arbaiza siempre fue atento y estuvo pendiente de la salud de ellos, dándoles consultas y medicinas gratis.