reunión

La empresa de servicios financieros y banco de inversión estadounidense Stifel Financial Corp. expresó en su más reciente análisis sobre el mercado de bonos de El Salvador su preocupación por la falta de claridad de la administración de Nayib Bukele para mantener las finanzas públicas en una trayectoria sostenible y que se agrava por un nivel de deuda al límite.

“La liquidacion de los títulos valores de El Salvador refleja la incomodidad que tiene el mercado … con la falta de claridad del gobierno de El Salvador en cuanto a un plan de cómo financiara sus ambiciosos planes fiscales . . . Y el hecho que los LETES están al borde del máximo permitido por ley, cita el documento.

Pese a que la semana pasada los bonos de El Salvador tuvieron una sobreventa en el mercado internacional, Stifel señala que esto reflejó la inquietud que hay en estos momentos en el mercado de crédito. Su rendimiento (tasa de interés) pagó más del 10 %, lo que refleja un riesgo país más elevado.

La semana pasada el EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes), considerado el principal indicador de riesgo país, subió hasta 9.37%, el más alto en comparación a los demás países de la región pues Guatemala y Honduras tienen un riesgo país de apenas 2.84 % y 3.35 % respectivamente.

Stifel destaca que son menos los inversores que están ahora dispuestos a “dar el salto de fe” de que el presidente Bukele y su equipo adoptará un Acuerdo Stand-by con el Fondo Monetario Internacional (FMI) después de las elecciones de febrero.

El Gobierno habría presentado una solicitud de acuerdo al FMI, aunque este organismo confirmó en julio que solo se había iniciado un diálogo para evaluar posibles acciones y medidas que pueden ser respaldadas por una gama de opciones, incluido el apoyo técnico y financiero.

Presupuesto 2021

La compañía también cree que la probabilidad de que se apruebe el presupuesto 2021 es muy baja, por lo que el Gobierno tendría que aferrarse a préstamos multilaterales por $550 millones que aún están pendientes, pues el mercado de las Letras del Tesoro (Letes) también está saturado.

El gobierno solo podría ampliar el margen de colocación de Letes a más de $1,700 millones, si se aprobara el presupuesto 2021, pues por ley se puede endeudar con esta figura legal hasta el 30% de los ingresos corrientes. “También se rumorea que el gobierno está explorando la posibilidad de emitir valores en otros mercados de Latinoamérica, cuya viabilidad es cuestionable”, indica el informe.