camila

Un juez decidió que tres policías son culpables de golpear hasta causarle la muerte a Camila, una mujer transgénero, en enero de 2019.

El Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador condenó ayer a Luis Alfredo Avelar, Carlos Rosales y Jaime Mendoza, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), a cumplir 20 años de prisión por asesinar a Nelson Arquímedes Díaz Córdova, una mujer transgénero conocida como Camila.

Los tres policías deberán cumplir su condena en el centro penitenciario La Esperanza, conocido como Mariona

“Como fiscales nos sentimos satisfechas porque creemos que se le hizo justicia a Camila, el juez decidió condenarlos a 20 años de prisión a cada imputado por el delito de homicidio agravado”, dijo la fiscal Gisela Meléndez.

El caso inició el 31 de enero de 2019, a las 3 de la madrugada, cuando los imputados atendieron un llamado del Sistema de Emergencias 911, para informar que Díaz Córdova se encontraba generando disturbios en la 25.ª avenida norte de San Salvador. Los agentes esposaron a Camila y la subieron a la patrulla policial.

Las fiscales del caso demostraron que a Camila la llevaron esposada, sometida en la cama de la patrulla policial, con esposas y boca abajo. Luego fue lanzada desde un vehículo y descartan que la muerte haya ocurrido por atropellamiento.

“Ella pidió que la dejaran en un túnel de la 75.ª avenida norte. Después dijo que ya no, y que se iba a ir a quedar a otra colonia porque le daba miedo ir hasta su residencia, tenía miedo porque los ‘bichos’ de la colonia donde ella vivía la podían acusar de estar colaborando con la policía. Así que lo bajamos, le quitamos las esposas en el kilómetro 5 y medio”, dijo Avelar, uno de los imputados.

“Nosotros encontramos el cuerpo de una persona en un lugar, tenía una vestimenta de mujer, estaba tirada en el piso llorando, procedimos a llamar al sistema de emergencias para que la llevaran en una ambulancia”, dijo un testigo.

Camila murió el 3 de febrero de 2019 en el Hospital Rosales debido a las lesiones en el abdomen y los fuertes golpes que los agentes le provocaron, según la FGR.

Los abogados defensores mostraron su desacuerdo con el juez. “Esta es solo la primera parte de este proceso, nosotros no compartimos el criterio del juez. Sí, se comprueba que la persona iba acostada en la cama, pero no se logró establecer que ellos lo hayan ido golpeando”. Agregaron que presentarán una apelación del caso ante un tribunal superior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here