jovenes

“La pandemia está cambiando”, declaró este martes Takeshi Kasai, director regional para el Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Y las personas de 20, 30 y 40 años están ahora impulsando con más frecuencia la propagación. Muchos de ellos sin saber que están contagiados”, agregó.

Esta población de jóvenes que no muestran síntomas de la infección, dice la OMS, está ahora presentando el mayor riesgo para los grupos más vulnerables.

Las declaraciones de Kasai se dan en momentos en que las infecciones de covid-19 alrededor del mundo ya superaron los 21,9 millones, con más de 770.000 muertes.

Resurgimientos

Según la OMS, la proporción de contagios en jóvenes se ha incrementado en todo el mundo y quizás esto podría explicar por qué en varios países que ya habían superado las curvas más altas de la infección han visto un resurgimiento en el número de casos positivos.

Durante una conferencia de prensa virtual, Takeshi Kasai dijo que “muchos (jóvenes) no saben que están infectados, porque tienen síntomas muy leves o no tienen síntomas. Y esto puede resultar en que transmitan, sin saberlo, el virus a otros”.

“Esto aumenta el riesgo de propagación hacia los más vulnerables: los ancianos, los enfermos en cuidados de largo plazo la gente que vive en áreas urbanas densamente pobladas y en áreas rurales con menos recursos”.

El incremento en nuevos casos en países que parecían tener el virus bajo control, como España, Francia, Australia y Vietnam, ha llevado a que las autoridades impongan nuevas restricciones.

Vietnam reportó un aumento de casos de la infección después de tres meses sin transmisiones domésticas gracias a una agresiva campaña de mitigación del virus.

“Lo que estamos observando no es simplemente un resurgimiento”, dijo Kasai, refiriéndose a la región del Pacífico asiático.

“Creemos que es una señal de que hemos entrado a una fase de la pandemia” en la región.

E indicó que la mejor forma de evitar una alteración en las vidas y las economías de los países era con una combinación de detección temprana del virus y respuesta de control para manejar las infecciones.

Aislar y tratar

El director regional de la OMS dijo durante su conferencia que los sistemas de salud deben reforzarse para “identificar casos, aislarlos y tratarlos, y para rastrear y poner en cuarentena a quienes tuvieron contacto con ellos”.

“Debemos redoblar los esfuerzos para evitar que virus se traslade a las comunidades vulnerables”, expresó Kasai.

El funcionario urgió a los jóvenes a poner de su parte y tomar precauciones para evitar la propagación de la infección.

Indicó que se han observado mutaciones del virus pero que la OMS considera que éste sigue siendo “relativamente estable”.

Y dijo que hasta ahora se han aprendido varias lecciones con la pandemia, incluida la importancia de tener la capacidad de salud pública para responder a las enfermedades emergentes e invertir en ellas.

“Debemos seguir aprendiendo y ajustando nuestra respuesta en esta nueva normalidad porque es probable que covid-19 esté con nosotros en el futuro próximo”, señaló Kasai.

“El resultado depende de cada uno y de todos nosotros. Si tomamos la decisión correcta cada día saldremos tan seguros y fuertes como sea posible”, agregó.