Coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que la semana que viene se alcancen en todo el mundo los 10 millones de infectados por covid-19, según lo anunció este miércoles en rueda de prensa el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Creemos que alcanzaremos un total de 10 millones de casos la próxima semana”, aseguró Adhanom Ghebreyesus, quien recordó que la cifra de contagios a causa de la nueva enfermedad ya ha sobrepasado los 9,1 millones en todo el mundo, mientras que los fallecidos son más de 470.000.

En este sentido, el jefe de la OMS ha explicado que en el primer mes del brote se registraron menos de 10.000 casos, mientras que en el último mes se han reportado casi 4 millones de infectados. “Tenemos la responsabilidad urgente de hacer todo lo que podamos con las herramientas de las que disponemos ahora para suprimir la transmisión y salvar vidas”, añadió.

Por otro lado, Adhanom Ghebreyesus ha explicado que una de las formas más efectivas de salvar a pacientes en estado crítico pasa por proporcionarles oxígeno. “El covid-19 severo priva a las células y a los órganos del oxígeno que necesitan, lo que, en última instancia, conduce a la insuficiencia orgánica y a la muerte”, indicó.

“No hay atajos”

La OMS calcula que, teniendo en cuenta la media actual de cerca de un millón de nuevos casos semanales, el mundo necesita cerca de 620.000 metros cúbicos de oxígeno al día, o lo que es lo mismo, unas 88.000 bombonas de oxígeno grandes. Por ello, el organismo dependiente de la ONU está tratando de abastecer a aquellos países que más lo necesitan, indicó.

“A medida que algunos países comienzan a reabrir sus sociedades y economías, las preguntas sobre cómo organizar reuniones de grandes cantidades de personas de forma segura se han vuelto cada vez más importante”, aseveró el director general de la OMS. A modo de ejemplo citó el hach, la peregrinación anual de miles de musulmanes a La Meca, en Arabia Saudita, que este año contará con ciertas restricciones por motivos de seguridad sanitaria.  

Por último, Adhanom Ghebreyesus ha comunicado que el Gobierno de la República Democrática del Congo anunciará mañana el fin del brote del ébola en su territorio tras casi dos años de lucha. En total, la enfermedad se ha cobrado la vida de casi 2.300 personas del total de 3.500 que contrajeron la enfermedad. “Muchas de las medidas de salud pública que han tenido éxito para frenar el ébola son las mismas que ahora son esenciales para eliminar el covid-19”, aseguró. “No hay atajos”, concluyó el jefe de la OMS.