mascarilla-coronavirus

La Comunidad de Madrid impuso el uso obligatorio de nasobucos en espacios públicos ante rebrotes de Covid-19.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso comunicó el martes las medidas de un plan denominado “Madrid no se para”, con el propósito de combatir la expansión de la Covid-19, que ya transita por por una segunda ola de contagios en España con varios brotes en la capital, Madrid.

La noticia llega en momentos en el cual España vive un repunte de los casos de contagios de la Covid-19, el cual eleva hasta 278.782 el total de casos. Según cifras oficiales, han fallecido 28.434 personas, números que están en controversia entre el Estado central y las comunidades autónomas, como la de Madrid.

El Ministerio de Sanidad reconoce que en el país hay zonas con más transmisión (como Madrid) pero que la situación en otras regiones es muy diferente, aunque también alerta que “se ha bajado la guardia” en algunos grupos de población pero aún no se considera que la transmisión esté descontrolada. 

No obstante, Ayuso dijo en su comunicación que volverían a habilitar dos pabellones del Instituto de Feria de Madrid (Ifema) como hospital de campaña, de la misma manera en que se hizo en el momento más complejo de la primera ola en los meses de abril y mayo.

La Comunidad de Madrid ha declarado, además, que no permitirá grupos de más de 10 personas en terrazas, en reuniones al aire libre o en el interior. También ordenó a las terrazas y lugares de ocio cerrar a las 01H00 y registrará, con DNI, a los clientes de estos establecimientos para facilitar los rastreos si hay un positivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here