Evacuación

Algunas de las familias que estaban afectadas por la falta de alimentos, sufrieron también la pérdidas de sus casas.

La Libertad es uno de los departamentos más afectados por las lluvias provocadas por la Tormenta Tropical Amanda, que obligó a que más de 100 familias fueran evacuadas ayer luego que se desbordaran al menos cinco ríos que desembocan en el puerto de La Libertad.

Varias comunidades fueron afectadas por la crecida de los ríos Chilama, Grande, El Sunzal, Amayo y El Jute.

La zona más dañada por el fenómeno fue Chilama, donde la borda de varios metros no resistió la presión del agua y se desvió hacia las viviendas.

Según los cuerpos de socorro, la evacuación de varias familias comenzó desde las 3:00 de la madrugada.

El agua alcanzó más de un metro de altura al interior de las casas y provocó el daño de electrodomésticos y ropa.

Algunas familias evacuadas fueron llevadas al Instituto Nacional de La Libertad. Protección Civil dijo que en este departamento se instalaron 35 albergues.

Otros afectados fueron los habitantes de la comunidad El Bosque, donde el río Grande les llevó la mayor parte de sus pertenencias y además dañó un área del puente de la carretera El Litoral.

“Eran como a las 3:30 de la mañana cuando unos vecinos nos despertaron, ya teníamos el agua dentro de la casa y nos lograron sacar apoyados con lazos” dijo Abel Vargas.

En el Sunzal, Reynaldo Sánchez, un ciudadano americano que se dedica al apoyo de jóvenes surfistas, perdió su casa de dos plantas.

Su vivienda colinda con la desembocadura del río El Sunzal, pero la llena se llevó los muros e hizo colapsar el edificio.

Estima que perdió unos $40,000.

Algunos de los evacuados fueron llevados al centro escolar del Majahual.

El río Amayo, produjo inundaciones de varias casas.

José Avelino Sánchez, dijo el agua alcanzó metro y medio en su casa.

“A parte de no tener alimentos, esta llena nos vino a fregar más, no daño lo poco que teníamos” dijo el afectado.