cuarentena

Desde el 30 de junio que los casos llegaron a 298, no han vuelto a tener ascenso. Salud en cambio dice, que sin confinamiento podrían aumentar hasta 400 diarios.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, insistió ayer en que es necesaria otra cuarentena por 15 días para bajar el ascenso de casos de covid-19 en El Salvador.

Hasta ayer a la 1:25 a.m. en el país se han confirmado 8,027 casos positivos de coronavirus que provocaron la muerte de 223 personas.

Sin embargo, desde el 30 de junio que se tuvo el pico más alto con 298 positivos los casos no volvieron a subir.

El 1.° de julio el portal oficial de covid-19 del Gobierno registró 264 casos, un día después 267; el 3 fueron 240, el 4 registraron 270 y el 5, 250 más.

A pesar de los cinco días sin ascenso en los casos, Alabí considera que la situación es demasiado seria y que los hospitales siguen saturados de pacientes, de allí que se incline por un nuevo cierre.

“Es inminente el incremento en la cantidad de casos, necesitamos el estado de excepción para el confinamiento porque sería la única manera de bajar los casos positivos en el país”, dijo el ministro en una entrevista en la televisión.

La otra cara de la pandemia la representan las personas recuperadas. Si bien el ascenso de casos creció en El Salvador, casi el 60 % de las personas contagiadas se han curado ya de la enfermedad. Hasta ayer 4,730 pacientes superaron la enfermedad.

Pero para el funcionario la vulnerabilidad es todavía muy fuerte y es necesario hacer un compás de espera. “No podemos avanzar a una fase II, no podemos aumentar la exposición de personas al COVID-19 porque definitivamente va en un aumento de casos positivos”, dice al referirse a la apertura económica.

Alabí dijo que según las proyecciones de los epidemiólogos del Ministerio de Salud, si no se toman las acciones adecuadas para frenar el crecimiento de la pandemia en el país, en las próximas semanas se darían más de 400 contagios diarios.

El funcionario volvió a reclamar porque se le restan a la cartera que preside las posibilidades de controlar la pandemia y explicó que al inicio se le otorgaron las herramientas y la situación funcionó bien.

“No entiendo por qué ahora se está limitando al Ministerio de Salud y se trata de quitar atribuciones”, detalló el ministro.