pareja-pedofilos

Una mujer de 29 años que ejercía como niñera en Reino Unido fue condenada a prisión este martes tras haberse grabado abusando sexualmente de una pequeña de año y medio de edad y enviar el video a su pareja, un pedófilo reconocido de 44 años, quien también fue sentenciado con pena de cárcel, según informó el diario británico Daily Mail.

El Tribunal de la Corona de Exeter en Reino Unido informó que la mujer de nombre Paige Poole y su pareja, Ross Kingsland, se conocieron a través de un sitio web para personas con fetiches extremos mientras ambos estaban casados, pero que, según el informe, se sentían “comprometidos emocionalmente” entre ellos.

De acuerdo a la fiscalía británica, la mujer abusó de la pequeña hasta en ocho ocasiones, entre otros delitos, pues Poole y Kingsland conspiraron para abusar a otro niño, aunque las autoridades no pudieron determinar si la pareja había conseguido llevar a cabo su plan con el menor.

El diario afirma que Ross Kingsland ya había sido arrestado el pasado mes de julio con cargos de pedofilia, luego de que la Policia Metropolitana le tendiera una trampa y lo engañara haciendose pasar por la madre de dos pequeñas y le ofrecieran al hombre abusar sexualmente de las menores, a lo que él se mostró dispuesto.

La pareja aceptó más de 30 cargos por abuso sexual contra menores

En los teléfonos celulares de Poole y Kingsland examinados por la Policía, se descubrieron una serie de pruebas que incriminaban a la pareja por delitos sexuales contra menores, por los cuáles enfrentarán  32 cargos, incluida la conspiracción para violar a un niño, agresión sexual y violación, así como el delito de pedofilia y la distribución de imágenes sexuales de menores.

Según afirma el medio, la mujer admitió a la corte 20 delitos sexuales contra niños y fue condenada a 13 años de prisión por sus “múltiples delitos abominables”. Por su parte, Kingsland admitió un total de 12 delitos sexuales contra menores por lo que tendrá que cumplir una pena de 11 años en prisión. Ambos fueron añadidos de por vida al registro de delincientes sexuales.

“La pura verdad es que cada uno de ustedes es un pedófilo moralmente corrupto y fue una gran desgracia para los demás que se encontraran. Ustedes causaron deliberadamente y juntos la angustia más terrible a un buen número de personas. Han destruido las vidas de las personas y familias afectadas”, sentenció a la pareja el juez de la corte, David Evans.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here