Coronavirus
13.04.2020, USA, Davenport: Ein Apotheker zeigt in der Amicare Apotheke Behälter des Medikaments Hydroxychloroquin von verschiedenen Herstellern. Derzeit testen mehrere Experten weltweit die Wirkung des Malaria-Medikamentes Hydroxychloroquin auf das neuartige Coronavirus. Foto: Kevin E. Schmidt/Quad-City Times via ZUMA Wire/dpa +++ dpa-Bildfunk +++

La Organización Mundial de la Salud informó que los ensayos clínicos del fármaco hidroxicloroquina se reanudarán, tras haber sido suspendidos para efectuar una revisión de seguridad en la búsqueda de tratamientos contra el coronavirus.

“Sobre la base de los datos de mortalidad disponibles, el grupo ejecutivo comunicará a los principales investigadores que pueden reanudar los ensayos con hidroxicloroquina”, anunció el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una teleconferencia de prensa.

¿Qué es? 

La hidroxicloroquina (HCQ) se receta generalmente contra el lupus y la artritis reumatoide. Es un derivado de la cloroquina, que se prescribe desde hace varias décadas contra el paludismo. Contra el covid-19 suele ser administrada la primera. Ambas moléculas, conocidas y poco costosas, han suscitado muchas esperanzas, sobre todo en África.

Pero están lejos de ser las únicas en ser probadas. Más de 800 ensayos clínicos buscan evaluar decenas de tratamientos potenciales, según la revista médica The Lancet. 

¿Eficaz contra la covid-19? 

La hipótesis de una acción de estas moléculas contra el coronavirus proviene del hecho que sus propiedades antivirales demostraron -in vitro o en animales, y sobre diferentes virus- resultados, a veces, positivos. Los estudios también demostraron efectos in vitro en el caso de SARS-Cov2 pero, con frecuencia, los resultados científicos in vitro no se encuentran in vivo en los seres humanos. 

En cuanto a la eficacia humana frente al SARS-Cov2, no existe un consenso científico por falta de tiempo suficiente y de estudios realizados según las reglas habituales: aleatorización (pacientes elegidos por sorteo), grupo de control (algunos pacientes reciben tratamiento, otros no), doble ciego (pacientes y médicos no saben quién tomó el tratamiento y quién recibió el placebo). 

Los riesgos

La cloroquina, sobre todo, pero también la hidroxicloroquina, son medicamentos cuyos efectos secundarios pueden ser importantes e incluso graves. La agencia francesa del medicamento ANSM advirtió especialmente de los riesgos cardíacos asociados a la combinación de HCQ y azitromicina.

El organismo sueco de control de medicamentos prohibió, el 2 de abril, la prescripción de cloroquina e hidroxicloroquina para la covid-19 por falta de datos suficientes sobre su seguridad.