challenge-accepted

Más de tres millones de mujeres en todo el mundo ya subieron fotos en blanco y negro con la idea de mostrar unión y sororidad.

Entramos a Instagram y vemos un sinfín de fotos de rostros de amigas, compañeras de trabajo, vecinas, familiares, funcionarias, actrices. Todas en blanco y negro, todas con el hashtag #womensupportingwomen: mujeres apoyando mujeres. 

La campaña, o más bien “el reto” -la invitación es #challengeaccepted (reto aceptado) tiene un par de días y millones de seguidoras en el mundo. En una suerte de cadena, una mujer publica una foto y “reta” a otra para que también lo haga, y así. El objetivo: visibilizar el apoyo entre mujeres, la “sororidad”, el “no estás sola”. 

“Me encanta esta forma sencilla de elevarnos unas a otras. #retoaceptado. Gracias por nominarme @vanessabryant ”, publicó el lunes la modelo Cindy Crawford. “Reto aceptado”, había escrito el domingo Khloe Kardashian: “A todas mis reinas: difundamos el amor y recordemos ser un poco más amables entre nosotras. #womensupportingwomen”.

Otras celebridades que participaron son las actrices Kerry Washington, Jennifer Garner, Kristen Bell y Eva Longoria, que ayudaron a que la campaña ganara visibilidad.

“La tendencia va en aumento y se duplica en un día -dijo el lunes una vocera de Instagram-. Vemos que la mayoría de las participantes publican notas relacionadas con la fortaleza y el apoyo a sus comunidades”. Ya son más de tres millones de mujeres las que compartieron sus fotos.

¿Cómo comenzó esta cadena? Hay quienes dicen que la primera fue la periodista brasileña Ana Paula Padrão que publicó su foto diez días atrás. Las mujeres en Turquía también comenzaron a compartir fotos en blanco y negro para crear conciencia sobre el feminicidio.

Otras personas aseguran que la gran inspiradora fue la demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que le respondió duramente al congresista Ted Yoho por haberla llamado “maldita perra”. El video de la joven latina que es la favorita en los Estados Unidos se hizo viral por su defensa contra el machismo. 

Pero además de ver fotos hermosas de muchas mujeres que sonríen, trabajan, posan, amamantan, caminan, cocinan, corren, algunos se cuestionan si este sinfín de imágenes tienen algún impacto concreto en el feminismo o si ayudan al empoderamiento femenino, como se planteó.

En Estados Unidos incluso varias mujeres salieron a criticar la iniciativa, a la que trataron de frívola, inútil y una pérdida de tiempo. “Señoras -tuiteó la escritora Alana Levinson- en lugar de publicar esa selfi en blanco y negro ¿por qué no nos adentramos en el feminismo con algo más arriesgado, como alejarse de su amigo que es un abusador?”.

“El desafío fotográfico en blanco y negro está destinado a celebrar la fuerza, difundir el amor y recordar a todas las mujeres que apoyarse mutuamente es lo más importante”, dicen a Clarin desde la empresa.

“Creo que es una manera de mostrar lazos de solidaridad en algunos vínculos entre mujeres. No se si va mucho más allá como estrategia, pero destacar los rasgos y características de aquellos vínculos que nos hacen bien individual y colectivamente me parece una buena iniciativa”, dice a Clarín la abogada Natalia Gherardi, del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género.

“Hace unos días, una amiga de esas mujeres con mayúscula, me convocó a sumarme a la campaña #ChallengeAccepted. Ella me envió un mensaje privado que decía que la campaña quería dar cuenta del apoyo que nos podemos dar las mujeres en lugar de criticarnos y eso serviría como puntapié para un mensaje de empoderamiento y sororidad -explica a Clarín Mariela Bielski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina-. “Me pregunté entonces de donde viene la acción y mi amiga me contó que le llegó a través de aliadas feministas mexicanas, actrices de ese país y además averigüé que viene de Estados Unidos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here