rolando-castro

El ministro de trabajo Rolando Castro enfrenta la posibilidad de ser llevado a la Asamblea Legislativa con un antejuicio para despojarlo del fuero, luego de una denuncia en su contra interpuesta esta mañana en la Fiscalía por el director de Desarrollo Municipal de la Alcaldía de San Salvador, Juan Carlos Montes.

El director de la Alcaldía acusa a Castro del abuso de su cargo como ministro para usar recursos en una campaña sucia en contra de él y su familia, una campaña difamatoria, en la que Castro lo señala de tener nexos con las pandillas y hacer arreglos con esos grupos delictivos con fondos obtenidos de manera fraudulenta.

Castro, según denunció Montes, lo acusó en programas de televisión y en noticias divulgadas por medios digitales. El ministro había sido invitado para rendir cuentas como ministro, pero se aprovechó del espacio para difamar y lanzar señalamientos que asegura Montes no tienen fundamento.

Ahora Montes asegura que teme por su vida y la de su familia.

Según fuentes de la Alcaldía la precaución de Montes tiene fundamento en el pasado de Castro, ya que se conoce que en 2007 tomó el poder de un sindicato por medio de la violencia, incluso se le vinculó al crimen de un dirigente de esa época; además obtuvo financiamiento de cuestionadas figuras externas para comprar voluntades dentro de la Alcaldía con lo que se hizo del apoyo de más trabajadores que con el tiempo se volvieron una estructura extorsiva para los alcaldes.

La ley exige que Castro prueba las acusaciones realizadas, si no, la Fiscalía deberá llevar el caso ante los tribunales, previo antejuicio para eliminar el fuero al ministro. Los delitos de los que se acusa acumulan por lo menos 10 años de cárcel.