rohan

El presidente de Irán, Hassán Rohani, criticó este miércoles a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin por sus respectivos acuerdos diplomáticos para normalizar relaciones con Israel, al acusar a ambos países de ser “sirvientes de Estados Unidos”, nación que ha promovido esos pactos.

La reacción de Rohani llega luego que el martes en la Casa Blanca fueran firmados tales acuerdos, los cuales según el mandatario iraní ponen en peligro la seguridad de toda la región, al alterar la geopolítica de la zona. 

Con EAU y Bahréin ya suman cuatro los países árabes que mantienen relaciones diplomáticas con Israel, después de Egipto y Jordania, lo cual supone romper un acuerdo de facto que vinculaba tales relaciones a la solución del conflicto palestino.

“¿Dónde está vuestro (pan)arabismo? ¿Dónde están vuestras preocupaciones por los crímenes (de Israel) en Palestina y dónde vuestra compasión por los hermanos palestinos?”, indicó el presidente iraní.

Estas misma criticas contra EUA y Bahréin se han planteado en estas últimas semanas desde Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios palestinos ocupados por Tel Aviv.

En adición, Ali Rabiee, portavoz del Gobierno iraní ha dicho que “la responsabilidad de todas las consecuencias de normalización corresponde a Bahréin y a los Estados árabes comprometidos”.

Los acuerdos suscritos, no obstante, comprometen a Israel a suspender, por ahora, la anexión de territorios ocupados en Cisjordania, un paso que tenía previsto acometer este verano y que había generado recelos no solo por parte de la comunidad palestina, sino también de la ONU.

Sin embargo, el premier israelí, Benjamín Netayanhu, no ha descartado en el mediano plazo tal posibilidad.

Los recientes acuerdos israelí-árabes suponen el fin del aislamiento del régimen de Tel Aviv en el entorno del mundo árabe.