San Salvador

Luego de múltiples señalamientos contra el ministro Rolando Castro y su hombre de confianza German Muñoz sobre supuestas actividades de narcotráfico y sustracción de fondos públicos tanto en el ministerio de Trabajo como cuando estuvo en la alcaldía de San Salvador, el alcalde capitalino Ernesto Muyshondt ha iniciado una depuración en la comuna para eliminar las plazas fantasmas y el resto del personal que Rolando Castro y German Muñoz tenían trabajando en la alcaldía.

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, ha comenzado a depurar la comuna capitalina de todo el personal que Rolando Castro y su mano derecha German Muñoz habían colocado en puestos claves, y quienes, además, serían parte de una estructura de crimen organizado dirigida por el ahora ministro de Trabajo.

El pasado 17 de julio, Muyshondt denunció a Rolando Castro y a German Muñoz por corrupción y también por mantener una red de plazas fantasmas y pago de horas extras no devengadas en la alcaldía de San Salvador. Además, por el uso de recursos municipales para beneficio personal y para el sindicato ASTRAM.

Días después, Muyshondt publicó en redes sociales unas fotografías con cajas de documentos que presuntamente demuestran la serie de ilícitos cometidos por Rolando Castro y German Múñoz.

En la página de Facebook denominada “Destapando la Corrupción en la AMSS” han surgido una serie de revelaciones sobre la red de corrupción en la alcaldía de San Salvador que supuestamente el ministro de Trabajo maneja desde los tiempos que era jefe de Parques y Jardines.

“Nuestro equipo de investigación en el saqueo millonario de horas extras no laboradas en la AMSS da como resultado que son tres funcionarios municipales los principales actores intelectuales y materiales que se enriquecieron por aproximadamente 14 años”, dice uno de los informes.

Agrega que uno de estos tres actores es Rolando Castro, actual ministro de Trabajo; el segundo es German Alejandro Muñoz Herrera, actual concejal de la alcaldía de San Salvador, y el tercero es Antonio Alexander Barrera, jefe de Talento Humano de Desechos Sólidos y encargado de aplicar en planilla las horas extras no laboradas.

Además, la misma página señala que el monto mensual “saqueado” de las horas extras asciende a $11,719. Al año suma 140 mil 628 dólares.

“Todo este dinero era entregado personalmente al concejal German Muñoz para ser utilizado como presupuesto en el Movimiento Social Comunitario, la coordinadora de Medio Ambiente y movilización de grupos de choque en ASTRAM”.

El mismo sitio señala que Rolando Castro, en complicidad con German Muñoz, mantiene una red de plazas fantasmas en la alcaldía de San Salvador, es decir, personas que cobran por supuestos servicios que realizan.

Lo cierto es que no hacen nada para la municipalidad. Su principal objetivo, dice la página de Facebook, es ponerse al servicio de Rolando Castro para distintas actividades, ya sea como grupo de apoyo político para ciertos personajes como el prófugo de la justicia Enrique Rais, o como grupo de choque contra adversarios políticos y empresariales.

Crimen organizado

Una persona que forma parte de la estructura delincuencial que estaría dirigiendo Rolando Castro —y quien habló con Diario 1 bajo la condición de anonimato— detalló que el grupo de choque que maneja el actual ministro de Trabajo es parte de una estructura de crimen organizado mucho más amplia, entre los que abarca a sindicalistas, vendedores informales y pandilleros de la MS-13. El negocio, explicó, es la venta de droga en territorios dominados por esa pandilla.

Un ajuste de cuentas entre la MS-13 con la estructura de la que Rolando Castro sería el cabecilla habría acabado con la vida de Weder Meléndez, asesinado a balazos el pasado 7 de agosto en la colonia Guatemala.

Foto archivo D1.

Según la misma fuente, Weder se encargaba de llevarle la droga a Norma Aguirre, líder de los vendedores informales, quien, al venderla la pagaba en efectivo a Weder Meléndez, quien posteriormente trasladaba el dinero de las ganancias de la venta de la droga a Rolando Castro por medio de Germán Muñoz.

La misma fuente dijo que Weder Meléndez se encargaba de pagarle $5000 mensuales a la MS-13 para que les dejaran operar en sus territorios. El problema, agregó la fuente, es que Weder se habría quedado con parte de ese dinero. Por eso lo habrían asesinado.

En la página de Facebook “Destapando la Corrupción en la AMSS” se explica el funcionamiento de la estructura al interior de la alcaldía de San Salvador que manejaría Rolando Castro y German Muñoz de la siguiente manera:

“Astutamente se han desligado del partido ARENA a sabienda de que este perderá las contiendas electorales de presidente y se une a Nuevas Ideas. Se venden al mejor postor. Ya están en campaña adelantada por Nuevas Ideas, entregando bolsas solidarias del gobierno de Bukele en el Centro de San Salvador, Parque Libertad y sus alrededores, específicamente a gente de la líder vendedora Norma Aguirre”.

¿Quién es Rolando Castro?

Desde el 1 de junio de 2019 es el ministro de Trabajo. En el primer año de gobierno de Nayib Bukele ha sido el ministro peor evaluado, sobre todo por la falta de garantías para la inversión y creación de empleo.

Desde que Rolando Castro es ministro de Trabajo, en El Salvador se han perdido más de 350 mil empleos formales, 50 mil de estos se perdieron antes de la pandemia del Covid-19 por carecer de programas que fomenten el empleo.

Muchos empresarios se han quejado de la actitud beligerante del ministro de Trabajo, quien, por ejemplo, en septiembre del 2019 dirigió el cierre ilegal de la cadena de restaurantes Mister Donut por diferencias políticas.

Rolando Castro también ha sido señalado por incumplir varias leyes, entre ellas la Ley de Seguro Social, rehusando pagar beneficios a cotizantes en paro por la pandemia del Covid-19.

Recientemente ha sido señalado por inflar el número de plazas en el ministerio de Trabajo. En su primer año en el cargo creó 137 plazas nuevas que le cuestan al Estado 1.8 millones de dólares. El problema es que en muchas de las nuevas plazas colocó a amigos y allegados.

Antes de llegar al ministerio de Trabajo, Rolando Castro se desempeñó durante 10 años como jefe de Parques y Jardines de la alcaldía de San Salvador.

El hombre de las plazas fantasmas

En abril de 2018, Fundación Transparencia envió al entonces alcalde de San Salvador Nayib Bukele y a su Concejo Municipal documentos que probarían la existencia de una amplia y profunda red de corrupción en la comuna capitalina.

Los documentos eran una serie de listas de presuntas plazas fantasmas en el interior de la alcaldía y que estarían siendo pagadas con dinero público, es decir, con los impuestos que la municipalidad le cobra a los capitalinos.

El cabecilla de esa red de corrupción era, según los documentos, el entonces coordinador de Parques, Plazas y Zonas Verdes de la alcaldía de San Salvador, Rolando Castro.

Rolando Castro toma fotografías a los periodistas que daban cobertura a la audiencia. Foto D1.

Entre los documentos que Fundación Transparencia envió a la alcaldía había uno titulado “Nómina de personal que cobra salarios y horas extras sin trabajar en la alcaldía de San Salvador”. Abajo aparecían centenares de personas que estaban siendo pagadas por servicios que no realizaban. Había salarios desde 300 hasta más de 1,000 dólares.

¿Para qué sirven estas plazas fantasmas? Según explicó un analista político, muchas de estas personas eran mercenarios que estaban dispuestos a todo a cambio de un salario que era pagado con dinero del pueblo y que ellos no justificaban. Por ejemplo, una persona podía aparecer en alguna planilla como barrendero. Recibía un salario, pero no cumplía su función. Solo cobraba el día de pago. Su manera de retribuir ese favor era haciendo lo que los corruptores le pidieran.

Las listas de plazas fantasmas que llegaron a la Fundación Transparencia, y que fue remitida a la alcaldía de San Salvador en abril del 2018, estaban encabezadas por Rolando Castro, un personaje señalado de manejar personal a su antojo y que, incluso, movía a decenas de personas para que obstaculicen calles y generar desórdenes públicos.

De hecho, una de las denuncias que llegó a Fundación Transparencia es que Rolando Castro tenía a su servicio entre cuatro y seis guardaespaldas que estarían siendo pagados por la alcaldía de San Salvador. Las interrogantes que surgieron eran las siguientes: ¿Cómo un coordinador de áreas verdes de una alcaldía (cargo de segundo nivel) tiene a su disposición hasta seis guardaespaldas?

En los documentos que la Fundación le envió al alcalde y a su concejo había otro titulado “Listado de Personal con Jugosos Sueldos Haciendo Labor Política y de Represión”. El listado lo encabezaba Rolando Castro. Según los sellos y firmas, esa lista existía desde la administración de Norman Quijano, pero fue rubricada por Nayib Bukele en 2015, es decir, el año que tomó posesión del cargo.

Rolando Castro y sus vínculos con la MS-13

El ministro de Trabajo también ha sido vinculado a la Mara Salvatrucha (MS-13). Una muestra de los enlaces entre Rolando Castro y la pandilla MS-13 es el operativo que la Fiscalía General de la República (FGR) y la PNC dirigieron en San Salvador a inicios del pasado mes de abril, en el cual capturaron a 22 cabecillas de la MS y a Vicente Ramírez, uno de los principales dirigente de vendedores informales del centro de San Salvador.

Ramírez aparece en un organigrama elaborado por la PNC en el cual se detalla el funcionamiento de una estructura de crimen organizado que presuntamente sería encabezada por Rolando Castro.

Según la PNC, en abril de 2019 esa estructura era investigada por diversos delitos como robo de fondos públicos, falsedad material e instigación de desórdenes públicos.

Las fuentes policiales, que pidieron el anonimato como condición para hablar con este medio, aseguraron que algunos de los colaboradores de Rolando Castro tienen vínculos directos o son miembros de clicas de la pandilla MS-13, una de las más grandes y temibles pandillas que operan en el país.

Por ejemplo, Vicente Ramírez, quien fue capturado junto a cabecillas de la MS-13, era uno de los hombres de confianza de Rolando Castro.

Ramírez no solo sería un hombre de confianza de Castro, sino también uno de los principales organizadores de movilizaciones de vendedores para generar desórdenes y protestas.

La información policial detalla que Vicente Ramírez integra el comando de choque al servicio de Rolando Castro.

La PNC realizó el 8 de abril de 2019 un operativo contra pandilleros que operan en mercados capitalinos, los cuales están acusados de cometer al menos 16 homicidios y por más de 160 casos de extorsión.

El dirigente de los vendedores fue capturado en su vivienda ubicada en el municipio de San Marcos, departamento de San Salvador.

Rolando Castro

FUENTE diario1.com