entierros

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, dijo este lunes que en su municipio han enterrado a 788 personas fallecidas bajo sospecha de coronavirus , de las cuales al menos 480 son cadáveres de ciudadanos de otros municipios. 

El alcalde también aprovechó para expresar su descontento ante la falta de acuerdos entre los órganos Legislativo y Ejecutivo para emitir una ley de emergencia para atender la epidemia y también lamentó que se suspenda la segunda fase de reapertura económica, como también se hizo el 7 de julio pasado. 

«Lamento que se tenga que llegar a esa decisión y que se retrase aún más la reapertura de las actividades económicas, lamento más la falta de acuerdos entre el Gobierno y la Asamblea», expresó el alcalde. También opinó que «lo mejor sería continuar con la reapertura económica», pero, aclaró, «teniendo herramientas el Gobierno central y los gobiernos locales para hacer frente a la pandemia» de COVID-19.

Sobre las fiestas agostinas, en conmemoración del Divino Salvador del Mundo, Muyshondt dijo que se contempla la posibilidad de realizar las celebraciones de forma virtual. 

El municipio de San Salvador ya registra 1,790 casos, de un total de 12,207 contagios reportados desde el 18 de marzo, fecha del primer paciente positivo detectado en El Salvador.