Mauricio-Arriaza

Juristas, diputados y FUSADES cuestionaron que el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas,  no cumpliera con  dos órdenes recibidas por instituciones basadas en  atribuciones constitucionales. 

El director de la PNC desobedeció al menos dos órdenes. La primera  se la dio la Asamblea Legislativa para que condujera al ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, a declarar a una comisión especial; y la segunda fue del fiscal general, Raúl Melara, que le instaba a actuar para habilitar el acceso al relleno sanitario ubicado bloqueado por sindicalistas en Nejapa.

El diputado de la fracción legislativa del partido ARENA, René Portillo Cuadra, lamentó que el director policial no haya cumplido su función: “Al final el Gobierno está descargando toda la irresponsabilidad de no venir a las comisiones especiales en el director de la Policía, tal parece que no les interesa  la estabilidad ni la seguridad jurídica del director policial”, señaló Portillo Cuadra. 
Agregó que el director de la PNC ha sido expuesto por el Gobierno, y que posiblemente “quieran separarlo del cargo”. 

El diputado efemelenista, Jorge Schafik Handal, cree que Arriaza se ha basado en “leguleyadas” para esconder que no ha cumplido lo que la Constitución y las leyes le establecen. “En la comisión especial él (Arriaza Chicas) se atrevió a juzgar si la excusa del ministro de Hacienda era válida o no, el ministro se fue a un acto del ministerio de Obras Públicas, esa fue la excusa que puso”, dijo Hándal.
La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) emitió ayer un comunicado en el que señala que ese tipo de conducta constituye un atentado contra el Estado de derecho y es un “precedente grave” para  la institucionalidad democrática del país.  

Además, la entidad aseguró  que es fundamental que la institucionalidad se respete, y que en ese caso se deduzcan las responsabilidades por las acciones contrarias a la ley.  

La abogada  Ruth Eleonora López cree que  el director de la PNC incumplió la Constitución: “El artículo 159 inciso tercero establece que la Policía Nacional Civil tendrá a su cargo las funciones que garanticen el orden y es en una situación de un estado de normalidad, y el funcionamiento normal y correcto de las instituciones públicas”, señaló.

López asegura que  desobedeció el mandato en las instrucciones otorgadas por la Asamblea Legislativa y por el fiscal genera. Asegura que eso conlleva al delito de  desobediencia, contemplado en el artículo 322 del  Código Penal;  que se refiere al funcionario o empleado público, agente de autoridad o autoridad pública que se negare abiertamente a dar el debido cumplimiento a sentencia, decisiones u órdenes de un superior. 

“En este sentido, el sujeto activo del delito es el funcionario, en este caso, el señor Mauricio Arriaza Chicas, quien es  el director general,  máxima autoridad administrativa de la Policía Nacional Civil”, consideró  la abogada penalista, Marcela Galeas. 

Agregó que en la misma Ley Orgánica de la PNC, en el artículo 23 numeral 16, establece que corresponde a la  institución policial “Colaborar y atender los requerimientos de los funcionarios de los órganos del Estado que, en el ejercicio de sus funciones, soliciten su asistencia, de conformidad a lo establecido por la ley”, se detalla en dicho artículo.

Se intentó conocer en reiteradas ocasiones   la opinión del director de la PNC, pero no atendió  las llamadas.    

Desobediencia

Arriaza Chicas  pudo haber cometido el delito de desobediencia, plasmado en el artículo 322 del Código Penal. Se refiere al funcionario, agente de autoridad o autoridad pública que se negare  a dar  cumplimiento a sentencia, decisiones u órdenes de un superior.