Transportistas

Las unidades de transporte público se mantendrán sin operar, según la decisión de algunas gremiales, a pesar de que el viceministro de Transporte, Saúl Castelar, aseguró ayer que no cuentan con las herramientas legales para obligarlos a que no circulen.

Si bien Castelar se decantó por continuar con la restricción debido a la gravedad en la fase de contagio de covid-19, dijo que el mantenerse inactivos es decisión de los empresarios, de los que expreso que tienen una relación “aceptable”.

El enfoque de los transportistas no apunta precisamente a la continuidad del confinamiento por razones voluntarias, ellos lo ven como una situación más complicada por la economía de sus empresas.

“Desde el 7 de mayo que por orden presidencial, se paraliza el servicio a la población en su totalidad, se nos viene una situación difícil en la parte económica, ya que con las medidas dos meses antes, se inicia un desbalance en el recaudo diario y con la decisión de paralizar, esto generó y aceleró la difícil situación por la que pasamos”, dice William Cáceres, presidente de la Federación de Empresarios de Transporte (FECOATRANS).

Cáceres dice que es imposible operar si no hay un subsidio establecido o si no se revisa la tarifa, asegura que el desbalance económico comenzó desde el veinte de marzo que se limitó a trasladar una persona por asiento; luego, el 4 de abril se limitó la circulación de la flota al 50 %. A ella agrega la inversión en insumos como alcohol gel, mascarillas y guantes más la limpieza tres veces al día de las unidades.

“Nosotros hemos dicho a los funcionarios que tienen que ver el tema de transporte, que es difícil salir a trabajar en las condiciones actuales, ya que no hay una nueva tarifa, ni tenemos compensación, y eso hace un desbalance, que podría generar una mayor crisis”, dice Cáceres.

Pero Castelar también parece claro en su postura sobre nuevas medidas de pasaje o subsidio y advierte que por el momento no es posible.

“El tema del interés que tiene el sector por elevar las tarifas es un tema que se ha discutido con ellos y en este momento nosotros no estamos en la posibilidad de considerarlo”, dijo el vice ministro y en cuanto al subsidió lo limitó a una discusión pues no se le puede otorgar a quienes “no lo merecen” sin especificar más.

Lo que si dejó claro es que están en libertad de operar, pero colaboran con el Gobierno para contener la pandemia.

“De que te sirve salir a meter el pecho. ¿Qué llevás? ¿Qué incentivos tenés? El desgaste que tenés durante todo este tiempo de pandemia en que las unidades han estado tiradas. Por lo menos una negociación podríamos tener n el sentido de que estos meses sean retroactivos en la compensación”, dijo un transportista que prefirió no identificarse.

De igual forma se expresó otro y tras agradecer al presidente de la república, Nayib Bukele, el que ya no se les restrinja, explicó que la situación financiera actual no es la ideal.

“Se le agradece al señor presidente la bondad, pero en esas condiciones no se puede salir a laborar. No existe un nuevo subsidio y si no existe tiene que darse una nueva tarifa”, apunto, sin que también quisiera identificarse.