MANIFESTACIÓN

Representantes del sector de transporte colectivo advirtieron que no operarán desde el lunes 24 de agosto si no se les aclara el tema de subsidio que reciben mensualmente por cada bus y microbús.

Decenas de personas que componen este sector, entre ellos, el presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Genaro Ramírez, se concentraron este martes en la Plaza Divino Salvador del Mundo, en San Salvador, para reclamar las condiciones con las cuales se les pide que vuelvan a transportar a la población.

“Nosotros no tenemos subsidio, no tenemos tarifa, porque están en discusión (en la Asamblea Legislativa), nos van a reducir pasajeros dentro de las unidades y es posible que nos reduzcan la cantidad de unidades en la calle”, dijo uno de los manifestantes en un altavoz, antes de preguntar al resto si estaban de acuerdo con salir a trabajar el día 24.

Esa fecha se ha programado para que dé inicio la reapertura completa de las actividades sociales y económicas a nivel nacional, que han estado restringidas mediante decretos ejecutivos desde marzo pasado, como parte de las medidas adoptadas por la epidemia de coronavirus (Covid-19).

Los transportistas vienen exigiendo desde hace semanas que el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOP) les permita negociar y establecer una “tarifa técnica” para operar una vez que estén habilitados para sacar sus unidades a las calles.

Otra medida que han solicitado es que se les incremente el subsidio que reciben por cada bus y microbús que tienen operando.

Actualmente el Gobierno paga a los empresarios $200 a los microbuses y $400 por cada autobús.

No subirán tarifa

Sin embargo, la tarifa es un tema que el ministro del ramo, Romeo Rodríguez Herrera, mantiene como un punto cerrado en la discusión. Este martes dijo que no habría aumento y así lo ha sostenido desde hace meses.

Sobre el subsidio que el Ejecutivo entrega al sector transporte, y cuya prórroga debe ser aprobada en la Asamblea Legislativa, dijo que este puede mantenerse, sin aumento, y condicionado a ciertos requisitos para los buses y microbuses, como revisiones mecánicas o instalación de dispositivos de geolocalización (GPS).

Hoy, el ministro lo reiteró, en declaraciones a los medios de comunicación: “Hemos pedido una prórroga de la compensación y que se cumplan ciertas medidas, entre ellas revisiones técnicas y GPS”.

También dijo que, en caso de aprobarse una nueva prórroga antes del 24 de agosto, “lo que se ha destinado para pagar compensaciones de manera mensual son cerca de $3.3 millones”, monto que se desembolsaría hasta que las unidades vuelvan a las calles.

La última prórroga al subsidio a los transportistas se aprobó en diciembre del año pasado, en una votación que tuvo 57 diputados a favor y 13 en contra de esta medida. Dicha ampliación de plazos fue para seis meses y venció el 30 de junio de este año.