Salud

Como parte de la delegación hay profesionales de salud de Argentina, de Portugal y de Costa Rica. Son expertos en atención en urgencias y en catástrofes sanitarias.

Un total de 30 profesionales de la salud arribaron ayer a El Salvador, desde España, para sumarse al personal de la red pública en la lucha contra el covid-19.

Todos pertenecen a la Fundación SAMU, cuyas siglas significan Servicios de Asistencia Médica de Urgencias, situada en la ciudad de Sevilla, pero no todos son españoles: como parte de la delegación, atendieron el llamado también argentinos, un portugués “y un costarricense, que es el alma de nuestro equipo”, anotó el director de la misión, Juan González de Escalada.

Su estancia en El Salvador es indefinida y serán destacados en el nuevo Hospital El Salvador.

“Nuestro equipo se compone de médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, técnicos en emergencias sanitarias y muchos de ellos han realizado maestrías en Urgencias, en Catástrofes y Acción Humanitaria. Muchos de estos profesionales han estado en dispositivos de atención a pacientes covid-19 en Sevilla y en Cádiz”, manifestó González De Escalada.

“Todos y cada uno venimos dispuestos a darlo todo para luchar contra esta pandemia”, agregó el líder español.

La Fundación SAMU tiene 30 años de experiencia y se ha consolidado como una organización gurú en los servicios de urgencias y como Escuela de Emergencias.

En la actualidad, cuenta con 1,250 profesionales y con 11,000 alumnos en 42 sedes, según lo indica su página web.

No están aquí para dictar tratamientos, porque esa tarea le corresponde al personal médico salvadoreño; el personal de SAMU seguirá el liderazgo local y reforzará con sus conocimientos, explicó el director de la misión: “Pondremos a su disposición el método SAMU, que se basa en tres métodos reiterativos: primero limpieza, segundo limpieza y tercero limpieza. Limpieza de los pacientes, limpieza de los espacios y limpieza de todos los recursos, incluyendo al personal”, apuntó el español.

La delegación internacional fue recibida por la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco, por el ministro de Salud, Francisco Alabí, y por el vicepresidente de la República, Félix Ulloa, en el Aeropuerto Óscar Arnulfo Romero, ayer por la tarde.

“Pocas veces en mi vida he sentido el nivel de emoción y gozo que sentí al verlos a todos y a cada uno de ustedes bajarse de ese avión. La calidad y la solidaridad humana es palpable y eso los hace grandes”, expresó Hill Tinoco.

“Ustedes por opción, voluntariamente, han escogido unirse a nuestros médicos, a nuestras enfermeras, a nuestros intensivistas, a nuestro personal de salud que día tras día, tras día, tras día, tras día, por los últimos cuatro meses, ha estado en primera fila y ha tenido la dicha de ver a nuestros ciudadanos recuperarse, pero también ha tenido el golpe más duro que es el de ver a sus compañeros morir”, agregó la canciller salvadoreña.

El titular del Ministerio de Salud, por su parte, agradeció la presencia de los profesionales y destacó que su experiencia es vital frente al desconocimiento que aún existe sobre el virus SARS-Cov-2, que provoca el covid-19.

Alabí dijo que España ha vivido experiencias que enriquecerán el conocimiento de los profesionales salvadoreños, debido a que la pandemia golpeó mucho a esa nación y a todo el continente europeo: “Nos hacen falta esos manejos que con base a la evidencia, a la experiencia, el vivir esa enfermedad en su territorio, nos va a generar a nosotros mucha más evidencia positiva para manejar esta pandemia en nuestro territorio”, valoró.