escalera mecánica

Un grupo de visitantes del centro comercial Moremoll, en la ciudad rusa de Sochi, rescataron este lunes a una niña cuya mano quedó atorada en el extremo superior de una escalera mecánica, informan medios locales.

Al escuchar los gritos de la pequeña, varios hombres acudieron en su ayuda, detuvieron el mecanismo y comenzaron a saltar sincronizadamente sobre la escalera para ensanchar el espacio entre el último escalón y el piso.

Finalmente, sus esfuerzos dieron resultado y la niña pudo liberarse, solamente sufriendo desgarros en la piel.