Walter Araujo

En septiembre de 2017, la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) inició una investigación para determinar la riqueza del expresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Walter Araujo, y su grupo familiar. La razón: las declaraciones de patrimonio del exfuncionario revelaban que gastaba más de los ingresos que reportaba.

Lo que Probidad encontró los siguientes meses, según el análisis de la información que recibió del sistema financiero y de instituciones de Gobierno como Migración, el Centro Nacional de Registros y el Viceministerio de Transporte, es que Araujo y su grupo familiar realizaron operaciones financieras por $1,402,903.80, sin justificar el origen de los fondos, entre 2004 y 2014.

Entre los hallazgos del informe de 132 páginas, en poder de este periódico, figuran depósitos bancarios, pagos de tarjetas de crédito, compras de vehículos y cobro de viáticos por viajes que no realizó.

Por ejemplo, Probidad determinó que las cuentas bancarias a nombre de Walter Araujo mientras fue magistrado del TSE (presidente entre 2004 a 2009 y propietario entre 2009 y 2014), de las que no se tiene conocimiento de su origen lícito ascienden a $106,075. En el caso de la exesposa, esa cifra suma $41,450.50.

Sobre la actual esposa, Probidad encontró que no hay justificación en sus cuentas bancarias por un monto de $344,845.35. La sección aclara que el matrimonio entre ella y Walter se realizó en diciembre de 2012, no obstante, ambos viajaban al exterior y al mismo destino desde abril 2010, pues ella también laboraba en el TSE.

Los hallazgos sobre Araujo también revelan grandes gastos en negocios de lujo, como la compra de $1,000 que realizó el 19 de septiembre de 20015 en Perry Elis. En 2009, Probidad también detectó que el exmagistrado acumuló cuentas por encima de los $1,000 en el Bingo Club. Pero también hay gastos en el extranjero: en 2006 hay un cargo a una tarjeta de crédito por $7,337.63 correspondiente a una estadía en un club de playa en Cancún, México.

De acuerdo con Probidad, el resumen de los pagos realizados por Araujo, sin respaldo lícito del origen de los fondos, a préstamos bancarios y tarjetas de crédito durante su período en funciones en el Tribunal Supremo Electoral, ascienden a $468,625.07. En el caso de su exesposa, esos pagos suman $51,725.95. Y, según Probidad, su actual esposa pagó deudas y tarjetas de crédito por un total de $216,907.33.

Además de cuentas bancarias, Probidad señala que Araujo compró tres vehículos de lujo a Herbert Saca, primo y operador político del expresidente Antonio Saca (preso por haber confesado corrupción), por un total de $61,000 entre 2009 y 2014. Monto del que también se desconoce el origen del dinero.

El informe de Probidad sobre el patrimonio de Araujo, ahora precandidado a diputado por el partido Nuevas Ideas, también contiene reparos sobre pagos de deuda del exfuncionario y su grupo familiar. Además, de viáticos recibidos en el TSE por viajes al extranjero que no coinciden con el reporte de Migración.

Aaujo publicó en su cuenta de Twitter ayer, cuando se conoció el informe de Probidad, que se trata de “mentiras y más mentiras… TODO desde hace tiempo se justificó hasta el último centavo de los 10 años… Se nota su desesperación por impedir mi candidatura”.

Los magistrados de la CSJ deben conocer el informe de Probidad sobre el exmagistrado Araujo y decidir si lo envían a juicio de cuentas por enriquecimiento ilícito o si logra desvanecer los hallazgos.